lunes, 18 de febrero de 2013

señorita miseria















Me llaman señorita
miseria
a veces tristeza
otras melancolía,
me llaman a voces
a susurros
por favor.

Yo a veces respondo
a veces me callo
todas me miro
por dentro.

En realidad
me da igual cómo 
me llamen,
lo que me importa
es no dejar de
decir cosas
que les hagan 
llamarme.

4 comentarios:

  1. Yo prefiero cuando la alegría llama a la puerta: me gusta la cara que pones :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues este poema no es triste, en realidad habla de seguir dando razones pasa ser yo;)

      Eliminar
  2. Tú di las cosas en libertad y que luego hagan lo que quieran.
    Ya sabes que las dices con el ritmo que a mi me gusta. Yo no te llamo, yo lo que quiero es que sigas escribiendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata, de dar razones para seguir siendo yo:)

      Eliminar